El baklava es un delicioso postre dulce en base a una masa filo. Aunque existen algunas variaciones, todas están bañadas en almíbar o miel.

Aunque la historia del baklava no está muy bien documentada, su forma actual probablemente tiene su origen en las cocinas imperiales del Palacio de Topkapi de actual Estambul durante el siglo XV.
Esta temprana versión del baklava se cocinaba sólo para ocasiones especiales, siendo de hecho considerado históricamente una comida para las clases acomodadas hasta mediados del siglo XIX, siendo notorio que, por ejemplo, los sultanes presentaban bandejas de baklava a los jenízaros el 15º día de ramadán, en una ceremonia llamada Baklava Alay.

Cita de Wikipedia, Baklava

Ingredientes para la preparación

  • 20 hojas de masa filo
  • 1/2 Kg de manteca
  • 1/2 Kg de nueces
  • 1 taza de azúcar
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • almíbar, cantidad necesaria
  • Ingredientes para el almíbar

Ingredientes para el almíbar

  • 1 Kg de azúcar
  • 2 1/2 taza de agua
  • Jugo de limón
  • 1 cucharada de agua de azahar

Preparación del almíbar

  1. Hervir por 15 minutos los ingredientes; excepto el agua de azahar. El cual será agregado a último momento, fuera del fuego.

Preparación del baklava

  • Enmanatecar una asadera con manteca derretida
  • Colocar la primera capa de masa filo
  • Pintar con manteca la masa
  • Colocar otra hoja de masa filo
  • Repetir hasta nueve veces, evitando colocar la manteca sobre la última capa
  • Mezclar las nuece picadas con el azúcar y el agua de rosas
  • Cortar los bordes de manera que toda la preparación permanezca dentro de la asadera; es importante resaltar aquí, que la altura de la asadera representa una gran ventaja
  • Cubrir los bordes con la masa filorestante
  • Marcar la superficie con rombos, utilizando un cuchillo enmantecado
  • Llevar a horno moderado durante 1 hora
  • Retirar y bañar con el almíbar caliente

baklava

Tiramisú de chocolate blanco
Empanadas federales