Una receta basada en berenjenas, con el agregado de ricota, tomate y aceitunas picadas

Aunque el origen de la berenjena es asiático, en esta receta combinamos la fritura de las mismas con el ingrediente mediterráneo de las olivas

Ingredientes

Receta para 6 personas
  • 500 g de berenjenas
  • Sal, a gusto
  • 75 g de harina
  • 3 huevos
  • aceite (para freír), cantidad necesaria
  • 400 g de ricota fresca
  • 250 g de tomates picados
  • 150 g de aceitunas negras
  • 100 g de jamón crudo

Preparación

  1. Lavar y pelar las berenjenas, cortarlas y a lo largo; con un espesor aproximado entre 2 y 3 mm
  2. Sazonar y reservar durante 20 minutos; esto permitirá que liberen buena parte de la humedad propia
  3. Escurrir bien las berenjenas, pasarlas por harina y luego por huevo batido
  4. Freír las berenjenas, dorándolas ligeramente
  5. Poner en una fuente para horno la tercera parte de la ricota, de modo de cubrir la base de la fuente
  6. Colocar encima de la ricota las berenjenas intentando superponer unas con otras
  7. Colocar sobre las berenjenas el tomate picado, el cual está previamente mezclado con las aceitunas picadas.
  8. Colocar el resto de las berenjenas y el tomate
  9. Mezclar el resto de la ricota con el jamón picado y colocar sobre la última capa de berenjenas
  10. Poner en horno durante 10 ó 12 minutos. Servir caliente.

 

Filet de bacalao picante
Pan salado