el fondo de la cazuela

Prácticas recetas de cocina

Los garbanzos son una legumbre rica en proteínas y fibra, lo que los convierte en una excelente opción para una comida saludable. Se pueden cocinar de diversas maneras, como guisados, para ensaladas, para hacer hummus o falafel.

Información nutricional

Para una porción de 100 g

Calorías: 164 kcal

Proteínas: 8.86 g

Grasas: 2.59 g

Fibras: 7.6 g

Sodio: 6 mg

Azúcar: 4.8 g

Carbohidratos: 27.42 mg

Colesterol: 0 mg

Grasas saturadas: 0.269 g

Grasas no saturadas: 1.669 g

Grasas trans: 0 g

Ingredientes

  • 1 Kg de garbanzos
  • 2 l de agua
  • sal, cn

 

Cómo cocinar garbanzos
Imagen cortesía de Karyna Panchenko

Preparación

  1. Remojar los garbanzos: Es importante remojar los garbanzos en agua fría durante al menos 12 horas, o preferiblemente durante la noche. Esto ayudará a ablandarlos y reducir el tiempo de cocción.
  2. Enjuagar: Al llegar a término el proceso de remojado, enjuagar bien con agua fría; esto es para remover cualquier exceso de almidón.
  3. Descartar: Eliminar los garbanzos que estén rotos o arrugados; ya que no se cocinarán de manera correcta.
  4. Cocinar los garbanzos: Una vez remojados, escurrir los garbanzos y colocarlos en una olla grande. Cubrir con agua fría, asegurarse de agregar el doble de agua que la cantidad que ocupan en la olla los garbanzos; llevar a ebullición. Reducir el fuego a bajo, tapar la olla y cocinar durante 1-2 horas, o hasta que los garbanzos estén tiernos.
  5. Espumar el agua: eliminar de la superficie del agua la espuma que se genera en los primeros minutos de cocción.
  6. Sazonar: Una vez cocidos, sazonar los garbanzos con sal, pimienta y otras especias al gusto. Al respecto del salado, es recomendable llevar a cabo esta acción al culminar la cocción; no antes, ya que es posible que los garbanzos se endurezcan.
archivado en como cocinar

Consejos

  • Se puede agregar una cucharadita de bicarbonato de sodio al agua de remojo para ayudar a ablandar los garbanzos
  • Agregar una cebolla, una zanahoria y un diente de ajo a la olla durante la cocción para darle sabor a los garbanzos
  • Los garbanzos cocidos se pueden guardar en la heladera hasta por 5 días o en el congelador hasta por 3 meses

Navegación

Recetas relacionadas

Una receta detallada y sencilla para preparar una exquisita tarta de jamón y queso, inclusive la masa
Las croquetas tienen sus raíces en la cocina francesa del siglo XIX, pero fue en España donde alcanzaron su máximo esplendor y diversidad
Esta receta, con sus sabores frescos y texturas crujientes, es perfecta para una cena en familia o una reunión con amigos.

ingredientes de esta receta

Lista general de ingredientes de las recetas de este sitio web