Esta es una sencilla manera de cocinar unos medallones de pollo para servir con una rica salsa basada en limón.

Para acompañar, un poco de vino blanco frío y una lluvia de papas fritas 😉

—esta receta de pollo rinde para 4 porciones

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo, (se le puede retirar la piel) cortadas en medallones
  • 1 taza de caldo de pollo
  • 1/4 taza de jugo de limón
  • 1/2 taza de harina
  • 100 g de manteca
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 diente de ajo, picado
  • 1/2 limón, cortado en rodajas finas
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 2 cucharadas de perejil
  • sal y pimienta al gusto

Instrucciones

  1. Colocar en el horno la asadera que vayamos a utilizar y precalentar 100 °C
  2. Salpimentar los trozos de pechuga y pasar las mismas por harina, quitando luego el excedente de harina
  3. Calentar el aceite en una sartén y sellar las presas de pollo; esto es hasta que estén doradas por ambos lados lo cual demanda, aproximadamente, unos 3 minutos de cada lado
    Retirar la asadera del horno e ir colocando el pollo en la misma
  4. Apagar el horno y reservar el pollo dentro del mismo
  5. Al terminar de sellar el pollo retirar el aceite del sartén, sin limpiar la misma; dejando esa delgada capa de aceite
  6. Picar el ajo y dorar en ese fondo de aceite; esto no debe demorar más de 30 segundos. De otra manera el ajo se quema
  7. Vertir el caldo de pollo sobre el ajo
  8. Agregar las rodajas de limón y llevar la mezcla a ebullición
  9. Dejar que se cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que la salsa se reduzca cerca de 2/3 de taza, de 5 a 8 minutos
  10. Añadir el jugo de limón y las alcaparras; cocinar a fuego lento hasta que la salsa se reduzca y espese un poco, unos 5 minutos aproximadamente
  11. Colocar la manteca en la salsa y permitir que la misma se incorpore revolviendo suavemente
  12. Añadir, finalmente, el perejil y retirar del fuego
  13. Retirar los medallones de pollo del horno e ir emplatando
  14. Vertir la salsa sobre cada porción y servir

medallones de pollo al limon

Imagen cortesía de MisThermorecetas

Un truco para un limón olvidado
Spaghetti al atún