Como preparar unos riquísimos scones

De origen inglés, los scones, han sabido acomodarse dentro de la dieta local; tanto en el desayuno como en la merienda.


A los chicos, los scones les encantan. Y a las abuelas les fascinan.

Ya que pueden disfrutarlos tanto acompañándolos con dulces o mermeladas como, también, solos. Ideales para acompañar con té, resultan unos eficaces aliados a la hora de una pausa dulce.

La preparación es sencilla y no requiere de mucho tiempo en la cocina

Ingredientes para preparar scones

  • 150 g de manteca (debe estar fría)
  • 500 g de harina 0000
  • 125 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharaditas de polvo leudante
  • 40 cc de leche
  • 1 pizca de sal

Preparación

  1. Mezclar la manteca con la harina y el polvo leudante y agregar una pizca de sal
  2. Agregar los huevos, los cuales—previamente—fueron mezclados con la leche
  3. Mezclar sin amasar
  4. Dejar reposar en la heladera por 30 minutos
  5. Estirar la masa, dejándola con un espesor de 3 cm
  6. Utilizar un cortante redondo para darle forma a los scones
  7. Colocar sobre una placa para horno
  8. Reservar en la heladera durante 10 minutos
  9. Llevar el horno a 180°C y cocinar durante 15 minutos

Servir con queso crema y mermelada de naranjas

Mayonesa
Crema de manteca