La historia de los scones se remonta a la Escocia medieval. Son como panecitos individuales pero un poco más gruesos que la galleta común.

Ingredientes

  • 8 aceitunas verdes, decarozadas
  • 225 g de harina leudante
  • 1 cebolla mediana
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharada de romero
  • 55 g de manteca
  • 140 cc de leche
  • 1 huevo
  • sal, c/n
  • pimienta, c/n

Preparación

  1. Colocar la harina sobre la mesa o superficie de trabajo para amasar
  2. Hacer un volcán con el reverso de un bol
  3. Colocar en el centro la sal y la pimienta, a gusto
  4. Incoporar el el huevo, el aceite, la manteca derretida y la leche
  5. Mezclar todo
  6. Trabajar la masa hasta que tome consistencia
  7. Incoporporar la cebolla picada, las aceitunas ya picadas y el romero, también picado
  8. Continuar trabajando la masa hasta que la mezcla sea una masa homogénea
  9. Estirar
  10. Cortar con un cuchillo en ambas direcciones hasta obtener la forma y tamaño de los scones
  11. Colocar todo a una placa enmantecada
  12. Llevar al horno moderado, 180°C durante 15 minutos
  13. Retirar y dejar enfriar.

scones de cebollas y olivas verdes

Pollo con especias, estilo indio
Crema chantillí