El cultivo del jengibre se remonta, hace milenios, a las tierras de China. Y ha sido la difusión de la cocina asiática lo que ha permitido que el jengibre se haya popularizado a través de varias culturas gastronómicas.

Del jengibre se utiliza su raíz, la cual una vez molida se convierte en la forma más generalmente utilizada en la cocina. Es de sabor fuerte, picante y con un aporte aromático en los platos en que es utilizado.

El jengibre crece en todas las regiones tropicales del mundo. Las variedades más caras y de mayor calidad generalmente proceden de Australia, India y Jamaica, mientras que las más comercializadas se cultivan en China y Perú.

Existen varios aspectos positivos sobre el uso del jengibre, en especial atención a temas de salud; el principal beneficio es la manera en que la ingesta de esta especie favorece al metabolismo.

Imagen cortesía de Basta de gastritis

Buñuelos de espinacas
Salsa bolognesa