El secreto en el éxito de un buen plato es con que se lo acompaña

Un buen aliado en la cocina es la papa en una de sus formas más nobles: el puré

El puré de papas se prepara a partir de la papa hervida, bien escurrida, bien reducida y con el agregado del sabor que se acomode a nuestro gusto y el de nuestros invitados, esto es:

  • manteca
  • aceite
  • crema
  • leche
  • condimentos y sal a gusto

En todos los casos, el puré y sus agregados deben volver, de forma breve, al fuego para airear la papa y su mezcla y para calentarlo y evitar servir porciones frías o con pérdida de calor tras su preparación.
apa blanca para el puré

Variaciones sobre el mismo tema

Papas dauphine

Mezclar muy bien un puré de papas con una masa bomba, agregar yemas y condimentos a gusto. Darle forma (utilizando 2 cucharas) de pequeñas bombitas y freir en aceite muy caliente.

Croquetas de papas

Para obtener croquetas de papas, se mezcla el puré con yemas, queso rallado y ajo y perejil picados. Se agregan condimentos a gusto y se les da forma de croquetas.

Se pasan las croquetas por huevo, luego por pan ralladas y se frien. Exquisitas.

Puré de papas estilo ruso

Al clásico puré de papas, sólo hay que agregarles cebollitas fritas picadas y ya tenemos un puré exótico

Puré de papas a la polaca

Sólo hay que agregarle al puré, queso blanco, cebolla frita y un toque de pimienta

Puré de papas a la escandinava

Saltear panceta y cebollas (todo debe quedar bien tostado) y agregar al puré de papas

Imagen cortesía de ArgenPapa y Recetas criollas y uruguayas

Sorrentinos a la siciliana
Manzanas a la cerveza